Skip to main content

¿Cómo hacerle un masaje a tu recién nacido?

La experiencia táctil es una poderosa forma de transmitirle amor a tu bebé. Por medio de un masaje a tu recién nacido, podés entender cómo se comunica tu bebé. Mirá este video para conocer algunos consejos sobre cómo masajearlo.

Consejos y trucos para masajear a tu bebé

En las primeras semanas utiliza una presión lenta y positiva, evitá pasar mucho tiempo en un área específica. Los recién nacidos pueden tener sus sentidos excesivamente estimulados y la mayoría querrá la seguridad de los brazos de sus padres. Algunos de ellos van a querer un masaje delicado en la espalda o sobre la ropa. Comenzá a crear una rutina diaria con estas técnicas de masaje para recién nacidos. Accedé a nuestra guía de masaje para el bebé y obtén más información sobre este importante ritual.

Masaje de manos

Masajear con las manos en reposo

Siempre comenzá el masaje con una mano en reposo en su barriguita, el pecho o algún lado del cuerpo diferente a la zona donde estas haciendo el masaje. También puede ser utilizada cuando tu bebé necesita una pausa durante la práctica. Esta es una gran forma de que tu bebé se sienta seguro y aproveche al máximo esta experiencia táctil. 

Masaje de pies

Masajear las piernas.

Asegurate de tener a la mano crema líquida antes de comenzar. Con una mano, sujetá suavemente el tobillo del bebé. Coloáa la otra mano en la parte superior del muslo, moldeándola alrededor de la pierna; después, deslizá hacia el tobillo. Repetí con movimientos firmes, pero delicados, una mano tras otra.

Masaje de cabeza

Masajear la cabeza.

Iniciá ubicando tus manos a ambos lados de la cabeza de tu bebé, luego deslizalas yendo de la cabeza a los pies. Finalmente dibujá pequeños círculos en su cabeza con la punta de tus dedos.

Masaje de piernas

Masajear los pies.

Los bebés normalmente adoran recibir masaje en los pies. Mirá las reacciones de tu bebé en caso de sensibilidad. Un poco de masaje en los pies de tu recién nacido puede causar un efecto positivo en todo el cuerpo. Apretá suavemente y gira cada dedo entre el pulgar y el indice. Utilizando pulgares alternos, masajeá la parte superior de los pies, de los dedos hacia el tobillo.

Masaje de barriga

Masajear la barriga.

Cuando el ombligo cicatrice, un masaje suave en la barriga de tu recién nacido puede ayudarle en su digestión y en los problemas que tenga en esa zona. Comenzá haciendo contacto con la barriga de tu hijo, teniendo tu mano relajada y tranquila. Si el bebé es receptivo, haz movimientos suaves alternando las manos.

Masaje de espalda

Masajear la espalda.

Comenzá el masaje por el cuello de tu bebé, bajando hasta la colita. Podés utilizar el contacto piel a piel, para promover la construcción de lazos entre el bebé y la madre o el padre.