Skip to main content

Consejos para que tu hijo no pare de aprender

 

Mostrá interés en el mundo que te rodea

Salí a caminar y en voz alta admirá los árboles, el cielo, las estrellas. Alentalo a conectarse con sus sentidos, como escuchar a los pájaros, oler las flores y sentir la áspera corteza de un árbol.

 

Alentá el interés natural

Los niños aprenden mucho más a través de actividades que llaman su atención y estimulan su imaginación. Por ejemplo, si le gusta la música ponele música con frecuencia, creen y toquen instrumentos o bailen juntos. Si le gustan los insectos, dale una pala, una red y buscá libros sobre insectos para leerle.

 

Estimulá al niño con preguntas abiertas

Son preguntas que no tienen una respuesta correcta o incorrecta y que no pueden contestarse con una sola palabra, como "sí" o "no". Por ejemplo, preguntale: "¿Qué pensás sobre...?", "¿Cómo te sentís cuando (tal o cual experiencia)...?" o "Contame sobre tu día en la escuela". Este tipo de preguntas incentiva a los niños a desarrollar sus pensamientos e ideas, mostrar cariño e interés, y además te permitirá conocer más sobre su mundo interior.

 

Reservá algo de tiempo para actividades abiertas

A diferencia de algunos juguetes que están diseñados para ser usados con un objetivo específico, los materiales como cajas, bloques, agua, arena, ollas y cacerolas, o cualquier material artístico, pueden usarse en forma creativa. No le digás al niño qué debe hacer con los materiales, cómo hacerlo o cómo debe verse el resultado final. Dejá que su curiosidad lo guíe.

 

¡A divertirse y aprender!

Entrá aquí y descubrí cómo seguir estimulando a tu bebé mientras juegan

Ingresá aquí >