Skip to main content

Aunque tu recién nacido parece muy delicado, no tengas miedo a comenzar una rutina de masaje después del nacimiento. Una rutina de masajes ayuda a fortalecer el vínculo entre él y vos y lo ayuda a tener un desarrollo feliz y saludable.

El contacto piel con piel y las caricias son maneras poderosas de comunicar el amor hacia tu bebé. De hecho, 25-120 minutos de contacto piel con piel inmediatamente después del nacimiento pueden afectar de manera positiva las interacciones entre vos y tu pequeño bebé hasta un año después.

En las primeras semanas, usá movimientos lentos y delicados, sin pasar mucho tiempo en la misma zona. Los bebés recién nacidos pueden encontrar sobreestimulación de sus sentidos y es probable que busquen consuelo en los brazos de sus padres durante las primeras semanas y algunos pueden simplemente desear un movimiento suave en la espalda, sobre sus ropa.

Manos en reposo

Manos en reposo

Si tu bebé dice "si" a un masaje, comienza con una mano en reposo. La técnica de la mano en reposo es usada antes de masajear cualquier parte del cuerpo. También puede ser utilizada cuando tu bebé necesita un descanso mientras le das un masaje. Ésta es una una buena manera para que tu bebé se sienta seguro y disfrute tus caricias.


Piernas

Piernas

Verificá que tengas suficiente aceite en tus manos antes de comenzar. Comenzá con las piernas en un recién nacido ya que es un área que es usualmente aceptada por los bebés. Los movimientos hacia abajo son más relajantes.

Piernas – Ordeñando

Con una mano, muy suavemente sostené el tobillo de tu bebé. Colocá la otra mano en la parte de arriba del muslo de tu bebé, rodeando su pierna, para después deslizarla hasta el tobillo. Repetí con golpes firmes, suaves y rítmicos, uno tras otro.


Pies

Pies

Los bebés usualmente aman los masajes en los pies. Observá las reacciones de tu bebé en caso de sensibilidad. Un pequeño masaje en los pies puede tener un efecto positivo en todo su cuerpo.

Apretá suavemente y doblá cada dedo del pie entre el pulgar y el dedo índice. Usando los pulgares de manera alternada, masajeá el dorso de los pies desde los dedos hasta el tobillo. Repetí varias veces estos movimientos.


Pancita

Pancita

Cuando el cordón umbilical sana, un masaje suave en su panza puede ayudar a la digestión y otros problemas en la panza.

Comenzá por hacer contacto con la panza de tu bebé con una mano relajada. Si tu bebé está feliz, hacé pequeños movimientos con una mano y después la otra.


Espalda

Espalda

El contacto piel con piel puede mejorar la experiencia de conexión entre el bebé, mamá y papá.

Sostené a tu bebé cerca de tu pecho, masajeá su espalda comenzando en el cuello, y deslizándote hasta la parte de abajo.

A través del masaje, podés tener una mayor conciencia de cómo se comunica tu bebé y apoyarlo en sus primeros meses. Vos y tu bebé descubren qué es lo mejor para los dos. Es importante ser consciente que el masaje es algo que haces con, en vez de para, tu bebé.

Estos movimientos de masajes son basados en el libro IInfant Massage: A Handbook for Loving Parents, escrito por Vimala McClure, fundadora de IAIM una organización sin fines de lucro.

IAIM no respalda a ningún producto.

Depresión postparto y cómo usar el contacto piel con piel para comunicar y vincular.

Después del nacimiento de un bebé, muchas madres y algunos padres pueden sufrir alguna forma de depresión. Es común que la mamá se sienta exaltada en un momento y al siguiente muy emocional. Esto usualmente desaparece después de algunos días. La depresión es una condición mucho más seria y prolongada y puede mostrar algunos signos en cualquier momento justo después del nacimiento del bebé o después.

Las investigaciones sobre la depresión postparto demuestran que el masaje puede mejorar el apego entre los padres y el bebé, a través de alentar el contacto visual, el contacto piel con piel, la voz y la interacción sensitiva.

Mamás de todo el mundo confían en JOHNSON'S® para el cuidado seguro de sus bebés

Estamos comprometidos a trabajar con mamás, expertos en el cuidado de la piel del bebé y científicos para garantizar que nuestros productos sigan alcanzando los estándares más altos de seguridad.

Volver arriba