Skip to main content

A las seis semanas tu bebé está comenzando a ser más receptivo y puede estar listo para un masaje más completo, dándote incluso más oportunidades de crear un vínculo y estimular sus sentidos, haciendo del masaje mucho más.

El masaje es una gran manera de comunicarse e introducir la diversión y el juego. Acá hay unos movimientos que podés añadir a tu rutina de masaje.

Pancita

Pancita

Hacerle masajes en la pancita es una tierna manera de ayudar a tu bebé a sentirse seguro, así como también ayuda a mejorar problemas como los cólicos y el estreñimiento.

Si tu bebé está feliz, podés hacer pequeños movimientos con una mano después de la otra.


Pecho

Pecho

Un masaje delicado de pecho puede ayudar a aliviar problemas de congestión.Al tocar con suavidad su pecho, a veces tendrás que hacer una pausa y con las manos en reposo, compartí tus sentimientos con tu bebé.

Con las dos manos en el centro de su pecho, movelas hacia los lados como si estuvieras aplanando las páginas de un libro. Manteniendo el contacto con tu bebé, deslizá las manos hacia abajo para después juntarlas de nuevo en el centro.


Caricias de Relajación

Caricias de Relajación

Las caricias de relajación pueden ser usadas en cualquier edad y en cualquier momento durante el masaje. Algunas veces los bebés pueden contener mucha tensión en su cuerpito y esta técnica sobre los brazos y piernas ayuda a que tu bebé se relaje.

Utilizando una voz tranquila repetí la palabra "relajate". Cuando sientas que tu bebé responde, premialo con gestos cariñosos y positivos, como una sonrisa y un beso.


Manos

Manos

Esta es una gran manera de enseñarle a tu bebé cómo relajar sus manos. Utilizando las yemas de tus pulgares, abrí delicadamente su mano, y doblá cada pequeño dedo entre tu dedo índice y pulgar y finalmente masajeá la parte de arriba de su mano desde la muñeca hasta la punta de sus dedos.


Cara

Cara

Masajear la cara puede ayudar a relajar la tensión causada por succionar y llorar, y el dolor de la dentición.

Los bebés imitan tus movimientos y expresiones. Es un momento adorable para hacer contacto visual y tener un tiempo alegre juntos. Hacé pequeños círculos a lo largo de su mandíbula con la punta de tus dedos.


Espalda

Espalda

Hacerle masajes en la espalda puede ayudar a enderezar su cuello, hombros y brazos mientras tu bebé levanta su cabeza; también lo ayuda a calmarse y a relajarse. Existen muchas maneras de posicionar a tu bebé, para alentarlo a disfrutar mientras estás frente a él.

Con tu bebé sobre tu pecho, comenzá con ambas manos juntas en la parte de arriba de su espalda, en ángulos paralelos a su columna. Mové tus manos hacia atrás y hacia adelante, en direcciones opuestas, yendo hacia abajo a su colita, después arriba hacia los hombros, y hacia abajo de nuevo. Después, deslizá tu mano desde su cuello hasta la parte de abajo de sus pies.

A través del masaje, podés tener una mayor conciencia de cómo se comunica tu bebé y apoyarlo en sus primeros meses. Vos y tu bebé descubren qué es lo mejor para los dos. Es importante ser consciente que el masaje es algo que haces con, en vez de para, tu bebé.

Estos movimientos de masajes son basados en INFANT MASSAGE: A Handbook for Loving Padres by Vimala McClure, el fundador del IAIM.

El IAIM es una organización sin fines de lucro y no respalda a ningún producto.

Mamás de todo el mundo confían en JOHNSON'S® para el cuidado seguro de sus bebés

Estamos comprometidos a trabajar con mamás, expertos en el cuidado de la piel del bebé y científicos para garantizar que nuestros productos sigan alcanzando los estándares más altos de seguridad.

Volver arriba