Skip to main content

Nuestra rutina de 3 pasos de JOHNSON'S® Baby incorpora la hora del baño y masaje, dos rituales claves que ayudan a conectar los sentidos del olfato y el tacto de tu bebé, mientras que fortaleces la conexión con él y lo preparás para una buena noche de sueño.

Después de más de una década de asociaciones científicas con expertos en comportamiento y sueño, sabemos lo importante que es una buena noche de sueño para la salud general, la capacidad cognitiva y el estado de ánimo de tu hijo, así como la felicidad de toda la familia. Es por esto que se evaluaron más de 80.000 perfiles del sueño del bebé, lo que lleva al descubrimiento de la importancia de los rituales de la hora de dormir, y el desarrollo de nuestra rutina nocturna probada clínicamente de 3 pasos. Seguí leyendo para saber cómo ayudar a tu bebé de 7 a 36 meses de edad a tener un sueño mejor y por más tiempo, y empezá esta misma noche!

Sueño del bebé en 3 simples pasos

La exclusiva rutina de 3 pasos de JOHNSON'S® Baby es la primera y única rutina nocturna clínicamente comprobada* que ayuda a los bebés y niños de 7 a 36 meses a dormir mejor en solo una semana.
Probalo durante 7 noches y vas a ver la diferencia en vos y en tu bebé.

Paso 1 Paso 1 - Baño tibio

La hora del baño es la manera perfecta de empezar la rutina de la hora del sueño de tu bebé.

Usá un producto de baño con aroma agradable y familiar para ayudar al bebé a dormir mejor. En los estudios, los bebés que se bañaron con un producto de baño con fragancia (en comparación con los que no eran) pasaron casi 25% menos de tiempo llorando antes de dormir.

Existen muchas maneras de ayudarlo a generar confianza y hacer que la hora del baño sea un éxito. Recordá: los bebés más pequeños necesitan apoyo constante en el agua, de modo que nunca debes soltarlos. Y nunca dejes a ningún bebé, sin importar la edad, solo en el baño, ¡ni siquiera un minuto!

  • Prepará el baño
    Tené todo listo antes de comenzar. Mantené un nivel de agua bajo, hasta 12 centímetros. Revisá la temperatura con el codo o con un termómetro antes de poner a tu bebé; el agua debe estar tibia, no caliente. Poné un producto de baño en el agua como el baño líquido de la Cabeza a los Pies JOHNSON'S® baby y agitá el producto en el agua para mezclar de manera uniforme y asegurarte de que no queden "zonas calientes".
  • Prepará a tu bebé
    Poné a tu bebé en la bañera con delicadeza, sosteniendo su cuerpo en el agua.
  • Bañalo
    Usá tu mano para salpicar agua delicadamente sobre el cuerpo de tu bebé. La mayoría de los bebés disfruta de estirar sus brazos y dar patadas mientras los limpias y enjuagas así que tomate tu tiempo para bañar a tu bebé.
  • Secalo
    Sacá a tu bebé de la bañera, envolvelo en una toalla tibia y secalo bien.

Más consejos para bañar a tu bebé

Paso 2 Paso 2 - Masajes para tu bebé

Un masaje relajante es una manera maravillosa de hacer que tu bebé se sienta seguro, amado y listo para dormir.

Investigaciones han mostrado que la rutina del masaje mejora la calidad y cantidad del sueño cuando es parte de la rutina de la hora de dormir.

Los masajes pueden ayudarte a reconocer y responder al lenguaje corporal de tu bebé y son una fantástica manera de lograr que se sienta seguro. De hecho, las investigaciones revelan que masajear al bebé ofrece importantes beneficios para la salud y es un momento perfecto para conectarte con tu bebé.

Antes de vestir a tu bebé para irse a dormir, aplicá una pequeña cantidad de colonia como la Colonia Dulces Sueños JOHNSON'S® baby en la palma de tu mano y luego masajeá suavemente la piel de tu bebé.

No existe una sola manera de masajear a tu bebé, seguí tu intuición además de la secuencia sugerida en las guías prácticas sobre masajes (para recién nacidos, bebés de más de seis semanas y bebés de más de seis meses y pronto vas a descubrir qué funciona mejor para vos y tu bebé.

Más beneficios de los masajes para el bebé

Paso 3 Paso 3 - Momento de tranquilidad

Después de dar un baño tibio y un masaje relajante a tu bebé, es hora de que duerma y de tener un momento de tranquilidad.

Tu contacto cercano con tu bebé ayuda a calmar su respiración, una gran razón para mimarlo después del baño.

Asegurate de mantener el ambiente tranquilo y acogedor. Podés ayudar a tu bebé a relajarse más leyendo o cantando con suavidad. Si elegís comer en ese momento, asegurate de no alimentar a tu bebé antes de dormir.

Es mejor evitar los juegos activos en este momento, para que tu bebé se vaya a dormir somnoliento, pero aún despierto. Esto lo ayudará a aprender cómo autorrelajarse y volver a dormir por sí solo si se despierta durante la noche.

*Probado en bebés de 7 meses en adelante

Volver arriba